martes, 18 de octubre de 2011

Desayuno

 .


A estas edades conviene comenzar el día con un buen desayuno:

Al despertar, recordar el sueño de la noche,
saludar con alegría de reencuentro a los seres amados,
salir al balcón a mirar el cielo.
De haber chemtrails,
emitir el primer mensaje guerrero activo del día:
Quiero cielos limpios y sanos”.

Tomarse unos minutos con el sol o con la lluvia,
con las plantas del lugar.
Observar las calles que hormiguean.
Tener la nítida conciencia de ser un humano en este mundo
viviendo una experiencia personal
y preferiblemente
única.

Volver al interior de la casa.
Escuchar la música del día,
la voz de la hijita que canta,
las palabras del compañero.
Leer poesía...

Sentir la verdad que anida en el interior,
que corre por la sangre,
y siempre está presente.

Y ya bien nutrida, una puede lanzarse confiada, a vivir los acontecimientos del día.


.

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Dinorah...
Mis desayunos son parecidos a los tuyos, si encima los acompañas con la voz cantarina de tu hijita,es el mejor alimento para desayunar, comer y cenar!!

Otro abrazo cascabelero!
Eva.

Basiliskus dijo...

Ahora sí te pasaste!
Te superaste! =D!
(Aplausos, aplausos, aplausos) me quito el sombrero o el cuero cabelludo ante la belleza de este poema!
Sí, sí, sonará a Lisonja pero así es como debe de ser un buen poema...
Sencillo pero profundo, sin más artilugios y excentricidades de las que gustan los jueces todopoderosos de la gramática y la lingüistica...
Esto es algo salido de ese órgano maravilloso, el corazón, de las entrañas, y también tiene algo de mensaje iluminador, como el de las palabras de los iluminados, los viejos maestros del Tao, del zen, de las enseñanzas crísticas, bien, muy bien.
Por otra parte, ¿a poco también hay Chemtrails allá en España?
En fin, gracias por las palabras luminosas de la Dinorah luminosa! =).
Por cierto, ahora mismo te agrego al G-mail chat, espero que algún día o noche coincídamos.
Saludos para tu familia, tu alma, tu templanza, tu hija y tus nubes.
Estamos en contacto, mujer.
La paz sea contigo, como siempre =D!

din dijo...

Eva:

es que eso de nutrirse bien es algo recomendable para todo el mundo...

Un besote tipo gran tartaret de Escitia blanco como la nieve y con patas azules...

din dijo...

Basiliskus!

¡Qué bueno que te haya gustado! Me gusta tu comentario.

Creo que los chemtrails son ya un fenómeno mundial -o al menos así lo voy leyendo en páginas que hablan de ellos y los fotografían, además-.¿Tú los ves en México? Aquí nos fumigan muy seguido y el cielo queda totalmente enrejado. Depués vienen esas nubosidades lechosas tan extrañas... Lo que me alegra es que el sol emite cada vez con más fuerza esas eyecciones tan apasionantes y tengo la certeza que tiene poder sobre los chemtrails y demás extrañas criaturas. Lo veo cada vez más luminoso... Es mi percepción.

Ya contesté a tu invitación.

Un abrazo grandote cargado de cielos y pensamientos claros.

Anónimo dijo...

Me ha encantado tu besote de "...patas azules"!!!

Un beso y un abrazo en espiral de "altos vuelos" para tí!

Eva.

din dijo...

Eva,

el besote de "patas azules" es mío y sobre todo del señor Gustave Flaubert -presente en todos los tiempos-.

Me abrazo a tu espiral y vuelo...

Muac!

David C. dijo...

bonita forma de empezar el día.

din dijo...

Para mí es una manera que me gusta de empezar el día. Es el ritual de bienvenida a la magia que traerán las horas.

Gracias David.

Un abrazo desde Barcelona.

Anónimo dijo...

qué bien Dino!paso por el corazón tus palabras y revivo momentos los importantes de la vida !
qué limpio se ve todo con esta acción de "cuestión de actitud".chamtrails me sonó a algo elevado dicho en "inglish now".
besoss y gracias por todo por los pendientes tambien!
siempre colgarán de mis orejas como perlas de cultivo de nuestra amitad!t.q.carla

andrea díaz dijo...

Saludos Dinorah, puedo sentir tus poemas, te conozco algo sin que tú sepas.

din dijo...

Qué precioso eso de "sentir" los poemas.. Lo de saberse conocida sin que una misma lo sepa..je!

Gracias Andrea, muchas gracias.

Abrazo muy grande!