viernes, 24 de septiembre de 2010

El Personaje

1)

El último día de la entrevista, él se explicó de otra forma.

"Siempre tuve una fiera en mi interior -me dijo. Una fiera grande, rugidora y femenina. Daba miedo esa fiereza. Con el tiempo, la fiera se fue calmando o yo la fui entendiendo. Ahora la cuido, la mimo, le hablo de frente. Y ella entiende. Estoy logrando vivir pacíficamente con ella y ella conmigo".

Dijo esto y me miró tranquilo. Hay miradas que te traspasan y otras que se posan sobre ti. Como si tu mirada fuera un lago, y la del otro una mariposa. Mirada de mariposa me lanzó. O de libélula, o algo así. Desde el fondo de sus ojos vi aproximarse a la fiera. Me estremecí. Bajé la vista, bebí café. Un par de segundos para rehacerme. Me puse la máscara y busqué el valor en mí para seguir mirándole a la cara sin ruborizarme. Lo logré. Y seguimos hablando con serenidad de cosas aparentemente profundas y políticamente correctas.

.

11 comentarios:

Basiliskus dijo...

Hola Din, te confieso que esta vez a pesar e haber releído 3 veces este texto pequeñito pero profundo y "raro", y no sé como descífrarlo, quizás es muy personal, y como ya estaba acostumbrado a leer tus signos fantásticos, de bonanza y bienaventuranza, de visiones oníricas, pacíficas y surrealistas...este como que si ha roto un poquito la secuencia.
Quizá sea por el desvelo, pero lo sentí un poquito más adulto, más como de esas incómodas situaciones y complicaciones de la "vida adulta" que se nos van presentando a lo largo de este -también indescifrable -misterio llamado vida.
Dinorah hoy expresa estremecimiento, el estremecimiento siempre es sinónimo de una tremenda descarga energética, para buenas o malas emociones, pero electricidad de alto voltaje que nos desfibrila por unos instantes y nos sobrecoge...
Vemos una Dinorah atacada ciertamente, por esa bestia invisible y real, que posee...
No imaginaba a Dinorah ruborizada, pero bueno, eres humana, una muy buena humana, y a final de cuentas nosotros los seres humanos (bueno, yo soy un monstruo jehe) somos una manifestación del divino y lo divino...
Jeh, lo de "aparentemente profundas"...creo que ambos sabemos que no hay nada en este mundo más profundo que el amor...
Todo lo demás podrá volverse políticamente correcto, pero el amor que haces para cuidar, mimar y convivir con la fiera es grande, sin dudas, el resto de los mortales al ver una fiera, real o imaginaria, tratan inmediatamente dematarla o huír de ella, pero tú le haces frente, te entregas, valor...
Sí, amor y valor. Sorprendente Dinorah.
gracias y disculpa mis tontas interpretaciones. Jeh.
Lluviosos saludos otoñales y que sigan siendo la Dinorah que irradia amor, alegría y fantasía y que lo comparte, sobre todo.
Grande Dinorah.
Como dicen en el argot de tus tierras: Vos sos un capo. Jaha. =D!

Basiliskus dijo...

PD. Luego le doy otra leída, ya bien descansado. Y por cierto, tu nueva foto de perfil del barquito está muy bonita.
Dinorah mágica =).

Paula Mocinho dijo...

Hola Di! ¿Sabes que yo tengo un pensapoamiento ahora no sé en qué lugar ni de qué mes que habla de enfrentar al monstruo que todos llevamos dentro? Entiendo tu texto así... Ya sabes, las interpretaciones son libres. Un besote!

gabriel dijo...

Estoy acá, sorprendido del cambio de registro, leyendo y releyendo ayer de noche, y hoy de mañana.
Me encanta lo que cuenta, y cómo lo cuenta.

din dijo...

Amigo reptiliano:

¡Cuántas cosas dices!
Tus comentarios siempre son bienvenidos, así que las disculpas están demás.

Es un texto diferente, es verdad. No sé qué más decirte,salvo que creo que es un texto que será más largo: así lo voy sintiendo, aunque siempre puedo cambiar de parecer.

Y sí: me ruborizo menos que antes,y supongo que más que mañana. Creo que soy muy humana y espero llegar a tener muchas experiencias humanas.Vivir una auténtica experiencia de humanidad. Lo digo en serio.

Me gusta hablar contigo a través de estas letras tecleadas (las impresiones a distancia a través de la escritura me maravillan).

El barquito lo pinté hace tiempo, con tintas. Me lleva de viaje.

Un gran abrazo y gracias por contarme lo que piensas. ¡Bonito fin de semana para tí! (Aquí en Barcelona, estamos de fiesta).

Hasta pronto

din dijo...

Hola Paula!

Buscaré ese pensapoamiento.
Las interpretaciones son libres, es verdad, y es una suerte!

(El monstruo de dentro es enigmático: a veces vive en la luz y otras en la oscuridad. Es un todo un tema).

Un abrazo y hasta pronto!

din dijo...

¡Qué bueno que te guste, Gabriel! El personaje me está contando muchas cosas desde hace dos días: no puedo parar de crear.

Un abrazo

Eva Hibernia la peregrina dijo...

Querida, qué hermoso captaste el vértigo. Ojalá un día tengamos el valor de no ponernos la máscara, incendiarnos totalmente de rubor (el sol amaneciendo en nuestras mejillas) y hablar el lenguaje vivo de lo salvaje, que no tiene temas y sí corazón

din dijo...

Así sea, querida Hibernia!

violetafotos dijo...

Querida Dinorah, me encanta. Te veo sentada y me río contigo. Precioso!

din dijo...

¡Qué guay, Violet! Y yo me río más alegre al saber que te ríes conmigo!