viernes, 13 de noviembre de 2009

Acerca de los sueños

Cada ser humano vive su propio sueño. Cada alma vive el sueño que elige. Los hay que han decidido soñar con cielos azules y viven por ejemplo, en lugares cálidos con cielos claros. Otros sueñan con cielos grises y viven en lugares con cielos plomizos. Hay quienes sueñan pesadillas, quienes sueñan frivolidades, quienes sueñan la gloria, la fama, el dinero, el poder, la mentira, la verdad, el crimen, la guerra, el sufrimiento, la alegría, la búsqueda, el encuentro. Cada soñador tiene su sueño y cada sueño su propia vibración. En cada sueño hay un anhelo del alma del soñador y se abren puertas que conectan con los sueños de otros soñadores. Estas conexiones se producen a partir de la vibración onírica. Por eso cada encuentro tiene su aprendizaje, su símbolo, como simbólico es el sueño de la noche. Los encuentros pueden darse casualmente de manera física, de manera energética, de manera figurada. Una conversación, por ejemplo, puede constituir un encuentro. Una palabra escuchada al azar puede traer otro tipo de encuentro. Una fugaz mirada intercambiada con un desconocido en el metro, o en una fiesta o en la calle, constituye otra manera de materializar el encuentro... Todo esto bien leído y entendido, forma parte del arte de descifrar los símbolos del sueño diurno. Los seres humanos somos artistas creadores y tenemos la capacidad de crear el sueño que queremos para cada uno de nosotros mismos, para la humanidad entera, para el planeta, más allá de que los animales sueñen su propio sueño y los vegetales y la tierra y los ríos, los mares, el sol, las estrellas... Eso creo, o mejor dicho: esto es lo que sueño que creo.


En realidad, separar una realidad onírica nocturna de otra onírica diurna, es una simple etiqueta. Todo sueño constituye una realidad única, sea nocturna o diurna.
El sueño de la noche está protagonizado por mí y yo soy todos los personajes que en él aparecen. El sueño del día está protagonizado por mí y yo soy todos los personajes que en él aparecen. Yo soy mis circunstancias. Yo las creo, yo las dirijo. Lo interesante es recordar que nuestra alma está soñando. Para no olvidarnos podemos tomar conciencia de nuestros actos cotidianos: yo estoy soñando en este momento que me pinto los ojos, sueño que hablo por teléfono, sueño que estoy comprando, sueño que estoy triste, sueño que estoy feliz, sueño... E intento estar despierta en sueños. Desde la lucidez de estar despierto en el sueño puedo crear mi realidad con conciencia. Me convierto en el creador, en el artista, me convierto en el ser poderoso que soy y aprendo a deshacerme de miedos y espejismos vanos; me responsabilizo de mi creación, me vuelvo libre y creo mi sueño desde la libertad.

Desde este estado, se me hace fácil entender el principio Hermético que dice: “Todo es mente”. El Universo entero es una única mente, yo formo parte de esa mente, soy lo soñado y soy lo que sueña y mi sueño acompaña a otros muchos sueños, y mi sueño crea muchas diferentes realidades y mi sueño forma parte del único sueño...

.

5 comentarios:

Basiliskus dijo...

Hola Dinora!!!

Buenos días, tardes, noches, madrugadas y sueños!!

Esta vez tuve que leer despacio para comprender bien tu escrito, este es más profundo y metafísico. Es bonito, pero de alguna manera aterrador, hablar de la realidad, niveles de conciencia, sueños, todo es tan misterioso, y si bien entender los principios herméticos sirve de algo, y aunque uno quiera simplificar los conceptos o leyes que rigen nuestro universo es algo...casi imposible de entender el cosmos.
Creo que esta vez vemos un lado más serio de Dinora eh? =D!!
"El todo con el todo"...
Y ¿entonces estás de acuerdo en que somos el sueño de Krishna?
Y por cierto ¿En qué cree Dinora? Dios, Dioses, ¿en ti misma? en santos, fuerzas del cosmos, ¿en el tao? en que nada es real, que todo es una ilusión o "sueño"?
¿Acaso no te quitan el sueño o no te tienden emboscadas esas preguntas existenciales?
Es siempre muy interesante leer sobre los sueños, la realidad, todo eso...y sobre todo ese temita que tocaste de rapidito, los "sueños lúcidos". Ya se me había olvidado que es posible estar "despierto" dentro del sueño. ¿Lo has logrado? o ¿cuando fue la última vez?...

En cuanto a los escritos, te agradezco mucho Dinora que luego puedas escanearlos o transcribirlos (aunque lo segundo sería muy tardado, y bien sería más bonito leer el manuscrito original y darle una revisada grafológica =D!), pero tómatelo con calma, cuando tengas tiempo, cinco minutos, diez, pero tranquilaa, no hay prisa, y total, por aquí andaremos =)...
Lo de los lenguajes intergalácticos, jahha! XD!! Con que sepamos hablar con el corazón es más que suficiente!!!
El otro dizque blog noruego/sueco, jeh, pues lo utilizo más que nada para practicar la gramática, pero también quisiera ahí comunicar cosas de aquí de México, como tradiciones, situaciones políticas, -económicas, etc. O subir subtítulos de películas cuya lengua original es nuestro muy bonito idioma, el español =).
Pero también te agradezco las visitas ahí.
Saludos otoñales para ti y todos los seres de la quinta dimensión!! Gracias por tus valiosos comentarios, y espero seguir sacándote una que otra sonrisa por ahí =)!!

Cristina dijo...

Dinoh en mi sueño. Este mundo compartido con ojos abiertos, los comparto también cuando los cierro. Mundos bañados de luces determinadas, es así como los recuerdo. Somos varios en sueños, a veces personas que ni conocemos, a veces sin cuerpo. en mi sueño descifro palabras en los maullidos de mi gata y el mundo solo se limita allá donde no dirijo mi mirada.
Kri
La totalidad de la nada. Secretos que se nos desvelan más allá de la mirada. Ilusión y sueño. Fantasía animada que se materializa en el tacto de tus palabras.

din dijo...

Basiliskus: otoño está maravilloso por aquí. A veces-como hoy- es un otoñoquasiprimavera, ya que hace una temperatura cálida que ni en mis sueños más soñadores he logrado entrever, eso sí: abundan las hojas caídas, los colores marrones, amarillos, rojos y en la ciudad muchas obras callejeras con grúas y todo. Poca lluvia. A veces viento. Muchos soñadores entrecruzando caminos y circunstancias. Actualmente lo del sueño, más que una creencia es una vivencia. Por lo demás, vivo en un universo amoroso, libre y misterioso. Te mando un fuerte abrazo.

din dijo...

Kri....gracias! Qué bonito!

Basiliskus dijo...

La descripción que me dices se antoja muy bonita, pero quizá la imagen real pueda saciar esas ansias de contemplación. ¿Hay fotos?, jehe, aquí es esta ciudad, solo ha refrescado un poco, tenemos 22 grados pero la gente andan ya como esquimales, ¡imagínate nomás! Eso sí, en este refugio (el patio) y otras áreas naturales, sigue habiendo verde, aún no llegamos a esas tonalidades ocres que me presumes jehe. Pero al igual que con las cuatro estaciones del hombre, las cuatro estaciones del planeta tienen su lado bonito.
Gracias nuevamente y estamos en contacto.
Te mando otro fuerte abrazo y que cada una de las hojas caídas, y las que están en remolinos y sobre los árboles aún, te bendigan =)!
Hasta otra!