lunes, 23 de enero de 2006

Burfuegueando

Nada tu mirada
en el mar de mi corazón

Mi corazonada
Se estremece
en el lugar de mi alma en construcción

Y mi espíritu se eleva
al sentir
cómo tu mirada
bucea tan íntimo espacio

2 comentarios:

Gabriel dijo...

"en el lugar de mi alma en construcción"
me encantó...
Qué bueno que volviste a escribir aquí!

Matego dijo...

¡Me encantó! Es intrigante como una aparente sencilla mirada puede descender tan profundamente por el túnel de unos ojos miel para explorar apresurado hasta el último resquicio de tu piel. Saludos.